¿Por qué preferimos vivir en una casa individual en vez de en una con vecinos?

¿Por qué preferimos vivir en una casa individual en vez de en una con vecinos?

Cuando vamos a cambiar de casa normalmente es porque queremos mejorar y disfrutar más de nuestro hogar.  Hay veces que no se consigue pero el objetivo es hacerlo. Por ello, una de las primeras cuestiones para plantearnos es en qué tipo de casa queremos vivir y definimos  si queremos vivir en una casa individual o por el contrario preferimos una casa donde tengamos vecinos.

No hay una opción mejor o peor, ya sabemos que para gustos los colores. Pero hoy vamos a hablar de los motivos generales (ya que siempre hay excepciones) por los que elegiríamos vivir en una casa individual antes que en una casa con vecinos:

  1. Los ruidos. En una casa individual evitamos los ruidos del vecino de arriba, de abajo y del medio. Podemos vivir con más tranquilidad en este sentido y por otro lado, cuando organicemos reuniones o fiestas no tendremos que tener tanto cuidado con no molestar.
  2. Las averías. Todas las averías o problemas que se produzcan serán solo nuestros, para bien o para mal, no tendremos que molestarnos en que tu seguro cubra algún mal del edificio o comunidad o viceversa.
  3. La convivencia. Aunque muchas veces tenemos la suerte de contar con vecinos maravilloso, en otras ocasiones brillan por su ausencia, en una casa individual evitaremos tener que cruzarnos con vecinos antipáticos.
  4. Los espacios al aire libre. Las casas individuales suelen contar con jardines y patios más amplios que un balcón o con suerte una terraza que pueda tener una casa en un edificio residencial. Lo que hace que se convierta en una casa ideal para niños e incluso para tener mascotas.
  5. El tamaño. Suelen ser más grandes, por la opción de tener más de un piso o incluso más de dos. También es probable que la misma parcela tenga además de jardín o patio, un espacio como garaje o guardamuebles.
  6. La comunidad. En una casa individual evitaremos los gastos de comunidad mensuales, las derramas y para felicidad de muchos, las reuniones vecinales.
  7. La privacidad. No tendremos que tener tanto cuidado a la hora de hablar, de andar por casa sin ropa o incluso de cantar como si no hubiera mañana sin que te de vergüenza que alguien pueda escucharte.
  8. La libertad. A la hora de tomar decisiones o de cambiar algunos aspectos estéticos no tienes que seguir ninguna directriz marcada por una comunidad, puedes elegir las ventanas, las vallas o los toldos que más te gusten siempre que cumplan lo normativa municipal.

¿Y a ti, dónde te gustaría vivir en Madrid? ¿En casa individual o en edificio residencial?

Puedes llamarnos, nos cuentas qué casa te gustaría encontrar y nosotros la buscamos.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies